El Mito de Perséfone

Origen del mito

Démeter y Perséfone eran unas diosas en el Olimpo, madre e hija; representaban el poder de la naturaleza y  la transformación cíclica emergente.

Los Misterios de Eleusis eran los ritos de estas diosas en el que las personas adultas vivenciaban nuevos estados de consciencia y un aprendizaje  de  la vida que nace de las cenizas de la muerte.

Las diosas son conocidas por el Imperio Griego a través de la sabuduría popular por la riqueza de la tradición popular anterior a los indoeuropeos. Deméter y Perséfone, viene del matriarcado de la época agrícola pero se realizaron unas modificaciones y las colocaron bajo el yugo de los dioses Zeus, Poseidón y Hades.

El mito de Perséfone proviene de la época pre-helénica de la tradición agrícola, diosa de la fertilidad.

El Mito

El mito de Perséfone

En el reino del mundo de los muertos se encuentra Hades, hermano de Zeus. Hades secuestra a Kore, la hija primaveral de  Deméter, cuando estaba paseando por el campo recogiendo flores, las ninfas la acompañaron para convertirla en esposa de Hades a la fuerza.

Deméter, diosa de la Tierra fértil, entra en furia porque su hija ha desaparecido y empieza a buscarla desesperadamente abandonando el Olimpo.Deméter se viste de negro como una señal de luto donde su belleza se transmuta en la madre humana triste y angustiada.

Helios es el dios mensajero  y es el único que puede pasar de la tierra al mundo de los muertos y volver. Helios le dice que Hades, dios de las profundidades,  ha raptado a su hija, tal y como sospechó Deméter.Al final le explican el rapto de Kore  cuando se abrió la tierra y se engulló a Kore. Entonces Deméter decide ir a ver a Helios, el dios del sol “que todo lo ve” para que le informe quien se había llevado a su hija.

Entonces la ira de Deméter llega a todos los rincones de la tierra árida y seca con las flores marchitas como su corazón impidiendo la vida hasta que no encuentre a su hija. Zeus intercede pero Deméter solamente devolverá la fertilidad en la tierra cuando Hades le devuelva a Kore.

A Zeus no le queda más remedio que ordenar a su hermano Hades a devolverla a la tierra con la condición de que Kore volveriera sin haber probado los manjares de las profundidades. Hades intenta que Kore coma pero ésta se niega porque llora de pena.Al final, Hades le dice que volverá a la tierra libre porque Deméter la está buscando y llora la pérdida de su hija. Kore al recibir la noticia se alegra y deja de llorar.

En ese preciso momento, come unas semillas de una granada que hábilmente  Hades le ofrece. Al final, se encuentran madre e hija pero un testigo avisa que Kore comió las semillas. Deméter se sintió engañada y dijo que no volvería al Olimpo y la tierra seguiría infértil y árida. Zeus vuelve a interceder para que vuelva la vida en la tierra y llegan a un acuerdo con Deméter y Hades.

 

Llegan a un pacto: Kore se transforma en Perséfone, reina de los muertos: pasará 3 meses con Hades en las profundidades y el resto del año con Deméter sobre la tierra.

 

 

Significado del mito

En la época pre-helénica las mujeres conservaron algunos ritos de la época del matriarcado, anterior al imperio griego donde se empezó a considerar a la mujer, un ser inferior. La amenaza de Deméter denota la fuerza de la Diosa gobernante y legisladora de las leyes ecológicas y éticas pero el farol de Hades, nos lleva a la entrada del sistema patriarcal con la superioridad de los dioses masculinos y  la sociedad patriarcal que existe en nuestra sociedad en la actualidad.

Los dioses y héreos griegos sometieron a las diosas, Deméter y Perséfone, violando y matando a las divinidades femeninas y sus ritos. Por ello, los mitos griegos crearon la dependencia de la conciencia femenina sobre el hombre con violencia y violaciones para afirmar el dominio masculino de lo sagrado y, a su vez, de los cotidiano.

Es de vital importancia comprender el mito como una transmutación de la muerte cíclica. Deméter es la dadora de la vida y Perséfone, diosa de la vida y la muerte cíclica, es la mujer de la transformación y la regeneración desde el mundo subterráneo a la tierra.

El significado ancestral del mito viene de la concepción sagrada donde vida y muerte son la misma parte del mismo proceso evolutivo de las personas.

El arquetipo de Deméter, diosa madre nos indica los métodos de supervivencia resilientes de los seres humanos teniendo en cuenta, situaciones injustas de la vida que surgían y la capacidad de resurgir entre las cenizas regenerándose como aprendizaje de la vida.

El secuestro hacia las profundidades se puede experimentar de diversas maneras: la ruptura de una relación, la muerte de un ser querido, experiencia sexual negativa, violación o abuso sexual infantil, toma de conciencia por la falta de sentido en la vida, etc…

Con ello, Kore vive el rapto para tomar consciencia desde la propia individualidad conectándose con la intuición desde la confianza como un proceso de crecimiento de las profundidades de la psique. Cuando Kore se transforma en Perséfone ya puede compartir con los demás las enseñanzas de la vida  que ha sentido a través de la confrontación y el dolor  vividas desde un@ mism@ y el entorno porque la vida es un movimiento cíclico de luz y sombra.

La capacidad de los seres humanos de renacer ante los abusos de poder es hermosa y como experiencia transformadora nos recuerdan situaciones reales que hace que nos conectemos con lo más sagrado de nuestro ser.  Al romper el silencio y salir a la luz, se amplia la visión sumando la experiencia de la pérdida sagrada de la inocencia a una mayor sabiduría gracias a la aceptación de la vivencia desde la profundidad.



Contact Form Powered By : XYZScripts.com
UA-32228354-1