Carlos Rozanski Juez Federal en Argentina – Jornada de clausura de los Cursos y Máster en Violencia de Género de la UNED.
Extracto inicial
Presentación de Teresa San Segundo Manuel
Carlos Rozanski, con su trabajo y su libro sobre denunciar o silenciar el abuso sexual infantil impulsó el cambio de las leyes en Argentina para que no se sometiera a los/as menores a la tortura de repetir su testimonio 20 veces ante los distintos operadores terminando siempre en la impunidad del delito: que no les interroguen ni el tribunal ni las partes a través de sus Letrados/as, sino personas especialistas con la debida formación y conocimientos de las características, lenguaje, etc. propios de la edad y en una Cámara Gesell. No se cree a las/os niñas/os igualmente adaptada. Es muy difícil que hablen, sobre todo si el abuso es familiar, y si hablan no se les cree. Las estrategias legales se encaminan y consiguen desacreditar al menor y a quien ha puesto la denuncia. Lo prioritario debe ser protegerles, antes que (y además) castigar al agresor. El silencio de quien recibe el testimonio del menor abusado daña a éste, beneficia al agresor y envilece a quien calla.
 

 
Carlos Rozanski
Carlos RozanskiEl abuso sexual infantil Freud (cita aprox.): “el ser humano es capaz de cometer cualquier tipo de delito si se sabe impune” (ASI) es el delito más impune de la tierra. En Argentina se esclarece aproximadamente el 1 ó 2% de los delitos denunciados (en general, de todas las denuncias, por cualquier tipo de delito). Si tenemos en cuenta que con mucha suerte y echando muy por lo alto, se denuncian el 10% de los casos de abuso sexual infantil, combinándolo con el dato anterior, de esclarecimiento de casos, se esclarece como mucho, siendo muy optimistas, el por mil de los casos de ASI. Las razones de la impunidad no han sido profundamente estudiadas. La verdadera esencia del nivel de impunidad es la relación de poder. La mayoría de las denuncias fracasan. La raíz de su fracaso es lo que vamos a tratar de esclarecer.

Organización Mundial de la Salud (OMS)- Octubre 2001 “Se considera abuso sexual infantil a involucrar al niño en actividades sexuales que no llega a comprender totalmente, a las cuales no está en condiciones de dar consentimiento informado, o para las cuales está evolutivamente inmaduro y tampoco puede dar consentimiento, o en actividades sexuales que trasgreden las leyes o las restricciones sociales. El abuso sexual infantil se manifiesta en actividades entre un niño/a y un adulto/a, o entre un niño/a y otro/a que, por su edad o por su desarrollo, se encuentra en posición de responsabilidad, confianza o poder. Estas actividades -cuyo fin es gratificar o satisfacer las necesidades de la otra persona- abarcan pero no se limitan a: la inducción a que un niño/a se involucre en cualquier tipo de actividad sexual ilegal, la explotación de niños/as a través de la prostitución o de otras formas de prácticas sexuales ilegales y la explotación de niños/as en la producción de materiales y exhibiciones pornográficas”.

 

Madrid, 21 de mayo de 2010.
Transcripción de la conferencia y notas por María del Mar Daza Bonachela
Fuente: https://www.academia.edu